lunes, 2 de noviembre de 2015

«Nunca pensé que algún día presentaría un libro mío»

[FUENTE: El diario vasco]
Cristina Limia — 31 de octubre, 2015

'La casa de la buhardilla', de Mari Romero, tuvo una cálida acogida en kultur etxea. Se trata de una novela escrita «con los sentimientos a flor de piel» tras acceder a las llaves de la casa donde transcurrió su infancia.


«Esto es una historia de abandono y de reencuentro, pero lo es también de regresos. En la Extremadura de los años cincuenta, un joven de 26 años se ve obligado a abandonar su tierra y a sus seres queridos para ir en busca de trabajo. En agosto del 53 cogerá un tren y con escaso equipaje y el corazón lleno de ilusiones, llega a un lugar lejano. Allí la soledad le pesará tanto que, poco a poco, irá arrastrando a otros miembros de la familia para llevarlos junto a él, siendo su primera escala 'La casa de la buhardilla'». 

Es la sinopsis del primer libro publicado por Mari Romero con la editorial Tandaia. Familiares, amigos, niños, jóvenes y no tan jóvenes que habían sido alumnos de la legazpiarra durante los 35 años que lleva ejerciendo como profesora en el colegio Domingo Agirre abarrotaron el salón de actos de la casa de cultura durante la emotiva presentación de la novela, celebrada el jueves por la tarde. 

«Escribir este libro no ha sido nada planeado, creo que surgió en un momento de mi vida en el que tenía los sentimientos a flor de piel, debo confesar que escribir me gusta desde que era una niña, ha sido una afición fomentada en el seno familiar, ya que desde pequeños hemos visto a nuestro padre escribiendo poesías y nosotros lo imitábamos, sin embargo, nunca pensé que iba a estar aquí haciendo la presentación de una novela, la vida nunca deja de sorprendernos», declaraba Mari Romero. 

«El libro surgió tras la muerte de una tía que era muy querida para todos nosotros, nos juntamos en una comida familiar y empezamos a hablar de nuestros recuerdos e historias, fue entonces cuando comenté que algún día tenía que escribir la historia de la familia y al preguntarme qué título le pondría respondí sin pensarlo 'La casa de la buhardilla', al poco tiempo, recibí una llamada de mi prima diciéndome que había conseguido la llave de la casa donde habíamos pasado nuestra infancia y todo lo demás ha venido de la mano de esa llave», comentaba. 
El marco cronológico de la historia comprende desde el año 1912 hasta 1968 y sus contenidos están basados en recuerdos que Mari conserva de su niñez o ha conocido a través de las historias relatadas por familiares. «Muchas de ellas me las han contado mi padre y mi madre, en cada una va un trocito de mi vida y por eso quiero dedicarles especialmente este libro, quizás sin esas historias la novela no hubiera sido posible», valoraba.

 
Quintana, Alsasua y Legazpi

La historia transcurre en tres escenarios. El primero es Quintana de la Serena, situado al sur de Badajoz y pueblo natal de Mari y de casi todos los protagonistas del libro. Allí se encontraba la casa de sus abuelos, en la calle 'El Camino Zalamea', donde la vida se desarrollaba de manera diferente, «sin prisas, más despacio», indicaba Mari. «En aquel lugar vivimos momentos inolvidables con toda la familia, sobre todo sentados en las puertas de las casas a la fresca en las noches de verano», recordaba. Su padre fue uno de los muchos jóvenes que emigró al Norte en los años cincuenta, en busca de un futuro más próspero ante la pobreza y la falta de trabajo que asolaba su tierra en la postguerra.
 
El segundo escenario del libro es Alsasua, uno de los pueblos que acogió a muchísimos extremeños, entre ellos el padre de Mari Romero. Allí estaba situada la casa que da título a la novela, una vivienda humilde que ya ha sido derribada, pero que siempre permanecerá 'viva' entre las páginas del libro. El tercer y último escenario nos trae a Legazpi, lugar en el que a autora ha desarrollado su vida y donde la novela ha tenido una cálida acogida. Cabe citar que Bernardo Atxaga ha incluido uno de los capítulos de 'La casa de la buhardilla' traducido al euskera en la revista 'Erleak', subvencionada por Euskaltzaindia y dirigida por el propio Atxaga, cuyo séptimo número versaba sobre la emigración.

Los interesados en adquirir el libro pueden solicitarlo en el estudio del creativo Txakel Urarte situado en la calle Patrizio Etxeberria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario