domingo, 15 de marzo de 2015

Una novela de intriga

[FUENTE: El Diario de León]
Alfonso García — 15 de marzo, 2015

Los últimos mayorazgos Luis Fernández Arias Argüello Ed. Tandaia, Santiago de Compostela, 2014. 266 páginas. Finalista Premio Tandaia 2014

Ni siquiera su padre, bueno, don Alvarito, que tampoco debía de tener derecho, pues tuvo que repartir parte de la hacienda con las hermanas. Y de eso saco yo que lo de los mayorazgos debió de haber desaparecido antes», escribe el autor de esta excelente novela, que trata, en esencia, de una familia asturiana vinculada por servidumbre a uno de los mayorazgos de los que dependían y fueron víctimas.

Febrero de 1873. En una aldea asturiana Ramón Espinosa y Florina esperan un hijo. Pero el futuro padre se ve involucrado en la guerra entre carlistas y cristinos por su amo, don Álvaro, el de la Casa Grande, a su vez obligado por su tío don Pablo, «ese carcunda de canónigo». Permanentemente acosado por su amo, Ramón acabará detenido y encarcelado injustamente. Liberado después de doce años, muerta su mujer en el parto, comenzó a trabajar en la mina pensando ahorrar y ofrecer a su hija un futuro halagüeño. Y es que a él un mayorazgo le había estropeado la vida. La trama, que no finaliza aquí y continúa con hechos extraños y maravillosos, conforma un conjunto de emocionantes aventuras acompasadas al ritmo ágil de la narración y de la intriga, en que, además de reflejar la inutilidad de la guerra y la soberbia de algunos poderosos, habitan rencores, maldades, inquinas y afrentas.

La novela se lee con sumo agrado, pues a la atractiva dinámica argumental se añaden valores de especial relieve, algunos de los cuales destaco. Por ejemplo, la sucesión de personajes, con una más que notable galería, la mayor parte muy perfilados, algunos con el dibujo de una personalidad inolvidable. Las magníficas descripciones crean con precisión la atmósfera del paisaje en que se desenvuelve la acción. La acción principal y las historias paralelas, circunstancia enriquecedora, como ocurre, por ejemplo, y para referir uno cercano, con los poderes mágicos de la saga leonesa —clave en el desarrollo de la trama— de Poladura de la Tercia. Todo ello con un lenguaje rico y preciso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario