sábado, 6 de diciembre de 2014

Juan Eugenio Liébana presenta su novela "Los hijos de la diosa"

[FUENTE: Torredonjimeno directo]
Cultura — 6 diciembre, 2014

Tal como se había anunciado en los medios de comunicación locales, el viernes, día 5 de diciembre, ha sido dada a conocer en Torredonjimeno la última novela de Juan Eugenio Liébana Cazalla,  “Los hijos de la diosa”, obra que hace unos días fue presentada en Jaén. La presentación corrió a cargo de Antonio Castilla, profesor jubilado y amigo del autor, que resaltó los valores de Juan Eugenio Liébana como escritor, ya con varias obras y premios en su haber, y resaltó los méritos de la obra, una novela que podemos encontrar en las librerías de nuestra localidad.

Se trata de un magnífico relato ambientado en la costa oriental de Mediterráneo, el territorio que hoy llamamos Líbano, en un periodo apasionante en la evolución de la Humanidad, el Mesolítico, es decir, la Edad Media de la Piedra, una serie de siglos de transición entre el Paleolítico y el Neolítico, un tiempo en el que los humanos dejaron poco a poco la vida de los antiguos nómadas recolectores de productos naturales para pasar a convertirse en sedentarios que explotaban los citados recursos naturales mediante la agricultura y la ganadería.

Aparece en el libro el modelo de sociedad de la época en aquel territorio, con sus hombres y mujeres, chamanes y hechiceras, líderes y seguidores de los jefes, amores, odios, solidaridad, traición, etc., un perfil de la Humanidad que nos resulta al mismo tiempo lejano y próximo, ya que en aquellos tiempos se extendieron muchas ideas, logros tecnológicos y costumbres que constituyeron en realidad los fundamentos de lo que evolucionando lentamente acabaría dando pie a las organizaciones sociales, religiones, creencias y valores propios de los modelos socioculturales del hombre moderno: toda la Historia es una ininterrumpida serie de hechos y avances que llega hasta nuestros días y se proyecta hacia el futuro . Al final, uno de los protagonistas se siente mal, próximo a la muerte, momento en el que cree que debe transmitir a un joven  descendiente  suyo las claves de la historia y tradición oral de su pueblo, y para ello le cuenta los viejos relatos y leyendas al citado joven, quien, a su vez, los transmitirá a sus nietos, y así sucesivamente.

En un alarde de imaginación, Juan Eugenio Liébana acaba relacionando a los miembros de esta sociedad de hace alrededor de doce mil años con un abuelo tosiriano y su nieto, que viven en la calle San Antonio y en el siglo XXI, personas  que poseen un objeto tallado de aquella época y el recuerdo de unos relatos antiquísimos que el viejo anuncia al nieto que le contará su padre.

Una vez concluida la excelente presentación de Antonio Castilla, Juan Eugenio Liébana proyectó y comentó ampliamente un audiovisual sobre su obra ´del que es también autor. El acto terminó con las preguntas de algunos miembros del numeroso público que llenaba la sala y la clásica firma de ejemplares por parte del escritor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario